¡ME HA TOCADO EL GORDO!

56 comentarios en “¡ME HA TOCADO EL GORDO!”

  1. Ya somos dos Ana!, a mi me han tocado 20 euros en la participacon de ADARGA (la de los gatinos) pero ademas de eso un premio adicional que es mayor que esos 20 euros y es que puedo contar siempre con tus escritos y saber que a traves de la red tengo al otro lado a una persona extraordinaria. Eso si que es una loteria. Feliz navidad Ana!!

    Le gusta a 2 personas

  2. ¡Qué casualidad!. Mi abuela era muy refranera y también se llamaba Anita. Tenía un refrán para todo. Y no creía en la suerte. Sólo creía en el trabajo diario y el esfuerzo, Materialista, si.
    Enhorabuena por tu premio.
    Seguro que te mereces ese y muchos más. Nada cae del cielo. Algo habrás hecho; muchos girones de piel habrás dejado y muchas lágrimas habrás derramado.
    Para merecer hay que padecer. Otro de sus dichos.
    Feliz Navidad

    Le gusta a 1 persona

  3. A mi no me toca el gordo, Ani. Últimamente me toca uno más bien flaco, con un corazón de oro, una sonrisa preciosa y una paciencia diamantina. Y todos vosotros, pocos pero enormemente valiosos. Te quiero muchísimo y tu alegría es la mía. Feliz nueva vida, amiga. Te mereces lo mejor, así que a pedir, y que la vida provea…

    Le gusta a 1 persona

  4. Como siempre he dicho, a mí jamás me toca la lotería. Bien es cierto que no la compro, excepto en las ocasiones en que recibo ofertas que no puedo rechazar como la Navidad de empresa, o alguna otra con amigos. Pero mi gran habilidad es que elijo números que no salen, y no es que salgan en posiciones distintas al premio, no. ¡Es que no salen! Digo yo que eso también debería tener un premio gordo, porque tan difícil es que sólo salgan los precisos y en el orden perfecto, como que no salga ni uno de ellos.
    Respecto a lo de los refranes se me ocurre una opulenta bobería:
    “Tenía yo una tía-abuela de Totana
    que era la compilación del refranero en forma humana.
    Porque el refrán español, sin ser tan bello,
    es más práctico que las frases de Paulo Coello”
    Y, para terminar estas palabras mías, demostración de mi pedantería absoluta, intentaré explicar eso que tú llamas suerte, por la que recibes soluciones en el mismo momento en que las necesitas. Para ello traigo una frase del gran escritor alemán Hermann Hesse, extraída de su libro “Demian: Die Geschichte von Emil Sinclairs Jugend”:
    “Cuando alguien que de verdad necesita algo lo encuentra, no es la casualidad quien se lo procura, sino él mismo. Su propio deseo y su propia necesidad le conducen a ello.”
    Según Hesse, no es dios, ni el universo, ni siquiera un festivalero Sursum corda, sino tú misma. Desconozco a a esas personas que te han aportado tantas emociones suculentas, pero estoy convencido que Hesse también está en lo cierto en tu caso, que lo que has recibido ha sido por tus acciones, tus escritos, tu sensibilidad, tu…
    ¡Bueno, ya está bien de dorarte la píldora! ¡¿BRASEVISTO?! 😜
    Feliz navidad, mito céltico.

    Le gusta a 3 personas

  5. Ay! Ana de mi alma, habeis estado antes, estás y estarás, por los siglos de los siglos, porque das amor y vida das, porque quien entrega sin esperar nada a cambio recibe de a poco los resultados de su cosecha y, en eso de cultivar esperanzas desde las experiencias, sabidurías y encantos -al borde de los cuarenta-, vos tenés el uno y un apreciable, proverbial y amoroso corazón. Agradezco infinitamente el haberte conocido y compartir estas sanas voluntades. ¡Te abrazo Ana!

    Le gusta a 2 personas

  6. Tengo una relación con Dios de amores y odios, vamos, como con todo lo demás. En escalas no sé medir. Siempre soy todo o nada y esencialmente, más nada que todo. Pero sé ver las pequeñas mimosas del camino, las piedrecillas tibias y el lapislázuli de tu sombra. Porque eres capaz de dibujar un paisaje en palabras y besar sin posar tus labios y abrazar con esa calidez extraordinaria de quien ya ha ido y vuelto del beatífico mundo de las normas. Me gusta estar con vos, desarmar mi coraza y compartirnos. Y yo, que no participo en actividades lúdicas fuera de algún juego no reembolsable… sé que gano siempre en tu voz entrañable. Sabes vivir el camino, sin otra meta que no perderte nada de lo sentido. A seguir caminando, tienes varios motores que te alientan. Gracias por seguir siendo.

    Le gusta a 2 personas

    1. Sin medida, así es como debes ser querida mía. Alguien que sabe ver las piedrecillas tibias o el lapislázuli de una sombra, no debería tener medida en Nada, ni en amores ni en odios.
      El beatífico mundo de las normas es tan tremendamente aburrido que no tengo intención de volver a él. Me gusta que estemos y nos descoracemos y que con ello salgamos ganando ambas siempre.
      Gracias a ti por seguir viniendo.

      Me gusta

  7. Dios premia siempre y no con cosas materiales, lo que pasa es que somos tan impacientes que todo lo queremos para ayer y no puede ser. Es posible que sea para mañana aunque no nos demos cuenta del cómo y donde, pero sí. Ese es el verdadero premio Gordo. Feliz Navidad. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  8. Qué razón tienes Ana. Y muchas veces no nos paramos a pensar que la lotería ya la hemos ganado al tener a toda la gente que nos quiere y nos apoya a nuestro lado. Aprovechemos esos momentos.
    ¡Felices Fiestas y Feliz Año que entra! Espero que te conserve todo lo bueno de este año y que traiga muchas cosas buenas para este que empieza.
    Un beso

    Le gusta a 2 personas

  9. Un corazón grande, querida, se llena con muy poco. El tuyo es increíblemente abarcador (y bello). Espero que toda, toda, toda la felicidad que mereces comience a llegarte a partir de este año. No digo dinero ni esto o aquello; sé que en esta barca que compartimos no hay espacio para lo vulgar; así que no te deseo nada de eso, sino, simplemente, felicidad.
    Y que los vientos se vuelvan cómplices de singladuras y nos impulsen al mismo punto geográfico y temporal, algún día.

    Le gusta a 2 personas

    1. Gracias.
      No es dinero ni posesiones lo que me da la felicidad y tú lo sabes. E esta barca necesitamos muy poco para ser felices. Sé que me deseas lo mejor, igual que yo a ti. Y sé que los vientos nos serán favorables. Allí nos encontraremos. Un abrazo enorme R.

      Me gusta

Me encantan tus comentarios. Anímate y dame tu opinión. Gracias

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s