EL CUENTO DE LA PRINCESA

50 comentarios en “EL CUENTO DE LA PRINCESA”

    1. Yo también he visto más vídeos de ella. Tiene mucha fuerza vital. Y ese humor que imagino que le habrá ayudado a superar esos momentos.
      Educar es la clave para que nuestros hijos aprendan que mejor estar solo que mal acompañado y no permitan que nadie les maltrate.
      Besazos y gracias rubi

      Le gusta a 1 persona

  1. Lo más grave del machismo no son sus grandes manifestaciones, pues esas quedan al descubierto con facilidad. Lo peor, y lo vemos en el
    Video o en tu anécdota de la playa, son esas pequeñas muestras. Muestras subliminales que pasan desapercibidas al observador poco atento, pero que calan en la sociedad.
    El machismo no se arregla usando masculino y femenino al hablar, se arregla con educación desde la base, desde el hogar primero y luego desde la escuela. Pasando por estudio y lecturas, y una observación atenta de nuestro entorno.
    Si queremos dejar un mundo agradable para nuestros hijos, debemos cuidar del medio ambiente y de la naturaleza, y no hay mayor naturaleza que nuestros semejantes, a los que debemos un trato de respeto y libertad.
    Como siempre y cada día, Ana, me sorprende tu fino análisis, tu sensibilidad y la forma de abrirnos los ojos.
    Un abrazo inmenso, de esos que te gusta dar.

    Le gusta a 2 personas

    1. Es muy difícil cambiar hábitos arraigados desde años atrás. Siglos de educación desigualitaria. Costumbres. Muy difícil. Y nosotras las madres somos en gran medida responsables de ello porque sin darnos cuenta plagamos nuestro discurso de micromachismos que se incrustan cada dia en las mentes de los pequeños, y como resultado de ello acabamos por normalizar situaciones que no deberían ser norma. El respeto y la libertad parece que se han ido de vacaciones Luis.
      Afortunadamente no todo el mundo es igual. Seguiremos luchando..
      Abrazos querido!!

      Le gusta a 2 personas

  2. Cuando crecen, es dificil. Cuando no ves lo que haceno no sabes lo que dicen, es dificil. Cuando a veces hacen bromas sin aparente maldad, y a ti tambien te hacen gracia, es dificil. Las grandes generadoras del machismo muchas veces somos las mujeres, y en gran medida las madres sobreportectoras que no sabemos parar a tiempo una broma fuera de lugar.
    A veces crecen y se nos van de las manos. Y es dificil. Pero en nuestras manos está enseñarles el camino correcto, y tratar de que no haya mas opción que cogerlo.

    Le gusta a 2 personas

  3. Me alegra que toques el tema. Yo fui criada pensando que había que obedecer a los hombres y cuando me negué a hacerlo, hasta mi madre puso el grito en el cielo. Pero aunque me importaba la opinión de mi madre, que no quería que me divorciara “porque las mujeres divorciadas no valen nada”, decidí que no iba a seguir siendo víctima de un macho cabrón. No me arrepiento un día de haber desobedecido a mi madre y a ese hombre con el que tuve dos hijos. Mi desobediencia me costó que él abandonara a sus hijos, desapareció y nunca pagó un centavo. Pero no me arrepiento. Fue mejor así porque mis hijos hoy son a mi imagen y semejanza. Nada bueno podía enseñarles ese imbécil. A abrile los ojos a nuestras hijas y enseñarle a nuestros hijos el valor de la mujer, el respeto. Muy bien, Anita. Gracias!!!

    Le gusta a 2 personas

  4. ¿Has visto que esto se ve y se escucha a diario? Como mujer estoy muy atenta, porque lo he vivido en carne propia por demás, y siempre obtienen las mismas respuestas. Pero como ya lo expresé alguna vez, la mayor responsabilidad es nuestra: de las mujeres. Como Mamá y educadora (la cuna, como bien dice María) es la tarea más difícil pero la más valedera. Gracias, Ana. E imagino a tu niña si es tan parecida a su madre 😉
    Abrazos infinitos.

    Le gusta a 1 persona

  5. Yo tuve un novio así y todavía debe estar escardando cebollinos que es donde le mandé. Un tipo encantador al principio pero poco a poco se fue destapando, que es como suelen actuar. Yo no tuve la suerte de tener una madre que me apoyara porque “era un buen partido y en la vida hay que saber aguantar “. También discutí con ella.

    Le gusta a 2 personas

  6. Es, sin duda, un tema por demás complejo, Ana ¿Por dónde comenzar? A veces vemos que son las mismas mujeres quienes enseñan a sus propias hijas esa sumisión absoluta. Ninguna forma de opresión y de sumisión es deseable, independientemente de quién esté de cada lado de la ecuación. De todos modos, creo que poco a poco se van logrando avances en ese sentido, avances que no serán totales de un día para el otro, pero creo que las nuevas generaciones ya vienen, al menos en un alto grado, con un nuevo “chip”. Esperemos que así sea, por el bien de ellos (que son quienes habitarán ese futuro) y el de todos en general.

    Un fuerte abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  7. Me ha encantado tu relato y no precisamente por lo que pasa en él.
    Es como si me hubiesen quitado un peso de encima, porque cosas parecidas a esa las estoy viendo a diario y me ponen mala.
    Lo malo es que las madres siguen “educando” a sus hijas en la sumisión, en un comportamiento que no se corresponde con lo que a estas alturas debería ser lo normal.
    Veo jovencitos con un machismo que le sale por todos los poros y lo malo es que ellas lo aguantan.
    Y para no extenderme mucho, los golpes, los malos tratos físicos, son fáciles de identificar, el problema son los malos tratos sicológicos o la manipulación, eso ya es harina de otro costal.
    Me ha encantado leerte Ana. Siempre es un placer, pero en esta ocasión el placer es doble.

    Le gusta a 2 personas

    1. Me ha encantado que vengas y que te haya gustado mi post. Está escrito desde la rabia que sentí ese día y la impotencia. Esos pequeños gestos apenas visibles son la semilla terrible que llevan a otros peores. Y las que educamos somos nosotras en la mayor parte de los casos…lamentable.
      Nos queda mucho por hacer.
      Besazos amiga!!

      Le gusta a 1 persona

  8. Lo que escribiste es la manifestación del machismo primitivo. Pero el machismo , como el trato segun sexo, nos viene por todas las partes..los medios de comunicación, el ambiente laboral, los topicos educativos . Hay un campo grande por luchar.

    Le gusta a 1 persona

  9. A veces nos quejamos de nuestro calzado, hasta que vemos a alguien descalzo por la calle. La educación es comunicación y solo un pequeño, muy pequeño porcentaje de esa comunicación, por raro que os parezca, la realizamos a través de la palabra. Nuestros hijos crecen entre una abrumadora máquina virtual donde observan y repiten lo que observan. Ningún padre explica a sus hijos, como deben de cogerse de la mano con su novia o novia. ¿verdad Ana? Sin embargo, si observas, y tú eres una gran observadora, verás que casi el 100% de las parejas adopta la misma posición de manos… el chico al frente y la mano de la chica por detrás…
    Estupenda entrada que, como siempre, abre de par en par las puertas de la reflexión y la mía, después de leerte, es que somos el mejor ejemplo para nuestros hijos, incluso cuando ni siquiera pretendemos serlo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Aprenden a través de la observación por supuesto. Y no nos damos cuenta de todo lo que dejamos impreso en su mente con nuestros actos hasta que lo vemos en ellos. Como siempre das en el clavo mi querido Pink. Prediquemos con el ejemplo.

      Me gusta

Me encantan tus comentarios. Anímate y dame tu opinión. Gracias

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s