EL VIERNES DE POESÍA CON…

68 comentarios en “EL VIERNES DE POESÍA CON…”

  1. Buenos días Ana. Me encanta descubrir un poema s una lavadora. Y no por el aprecio que les tengo, por la sensibilidad de quién es capaz de buscar sensibilidad en la expresión de un artefacto que lo carga el maligno. Los viajes del Alsa los conozco por leerlos y por padecerlos durante años en los viajes a mi querida Asturias.
    Disfruta del fin de semana y gracias por tus entradas Ana

    Le gusta a 1 persona

  2. Jose, un gran tipo y vecino aunque no nos conozcamos personalmente, lo cual para el es lo mejor porque después tendría que hacerlo desaparecer del mapa. Dicho lo cual, a ver cuando pones uno de mis chusikus, que ya estás tardando 🙂

    Le gusta a 2 personas

      1. No soy mucho de sidras, pero sería capaz de hacer un sacrificio. Y dicho lo cual otra vez, vete un poquitín a la mierda pelirroja 🙂

        PD. Observa como paso elegantemente sobre tu calificación de mi “pueblo”, qué más quisieras tú, todo el día con el culo moyao 🙂

        Le gusta a 1 persona

  3. Un poeta hace versos de lo que se le ponga a tiro y este Señor lo demuestra. Es genial! en Argentina diriamos que es un “tipo piola”. (mi musica del dia, tristona como yo, Bruce Hornsby – Mandolin Rain) asi que lo de la lavadora y su franqueza textil me arranca una sonrisa) Gracias!!

    Le gusta a 1 persona

  4. Qué decir de José Yebra, que sabe decir poesías como llamarte amigo. Sabe hacer la colada con las letras, qué programa aplicarles, cómo tenderla a secar. Sabe hasta qué suavizante ponerles para que se sientan en nuestra piel. Menos mal que se sienta al fondo, si los llega a hacer al principio nos roba todas las vistas del Alsa. El las tiene en su cabeza. Besos, rubiroja.

    Le gusta a 3 personas

      1. Pantalones goteando, bragas llenas de humedad, la camiseta XL abrazada a la M, el vaquero se ha metido bajo entre la falda.
        Lo único que le quita un poco de sensualidad al tema es ese gran fallo de no haber untado el calzoncillo castellano con Kalia, porque tras el lavado ha salido de nuevo con la zurraspa, atenuada… pero zurraspa.

        Le gusta a 1 persona

              1. No sé, los gañanes viejos estamos hechos ya al cambiante carácter de nuestra santa. ¿Crees que merece la pena, solo por rebajar la edad del gañán a 30, tener que volver a pasar por la penosa experiencia de educarle? No sé. Dile a tus amigas que le den una vuelta a esto.

                Le gusta a 1 persona

              2. Vamos, que si el gañán de 30 (o gañancillo) deja a tus amigas con las piernas temblando, da igual si después deja la ropa tirada por el suelo o se tira algún cuesco traicionero ¿No? Ya veo, ja,ja,ja

                Le gusta a 1 persona

              3. Ok. Comprendo. Veo que poco tenemos que hacer los gañanes más mayores (O gañanones), llenos de vicios ocultos, como las garrotas y las energías entrando peligrosamente en la zona roja de reserva. Pena de cuerpos.

                Le gusta a 1 persona

      1. Tienes razón… una mezcla de ambos sentimientos, y como le decía a José, no es ajeno a nadie. Me encantó ver a través de las palabras la visión propia de cada paso que daba el personaje ante la disyuntiva de su corazón. Justo estoy escribiendo algo parecido con la visión de la mujer, no de la que queda en casa, sino de la que duda en el sofá, sabiendo lo que provoca pero mirando de reojo la espera…
        Besis nostálgicos pero felices para ti también. 🙂

        Le gusta a 1 persona

Me encantan tus comentarios. Anímate y dame tu opinión. Gracias

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s